Aspectos fundamentales de las empresas

  • La adaptabilidad es el término que se utiliza cuando se ajusta algo a otra cosa, es decir, sinónimo de acomodar. En este contexto nos referiremos al nivel de adaptación de la sociedad en el ámbito laboral cuando aparecen cambios.
  • La seguridad es un concepto que proviene de la cualidad de seguro, libre y exento de todo daño o peligro. En este caso cuando utilicemos seguridad será para referirnos a la situación de tranquilidad del ciudadano con respecto a las condiciones laborales.
  • El neoliberalismo es un término aplicado a una serie de corrientes económicas y políticas capitalistas que nos ayudará a definir las prioridades y las carácterísticas del país.
  • La flexiseguridad es un concepto de los años 80 que enmarca una estrategia dentro del mercado laboral por la que se pretende lograr mayor flexibilidad en cuanto a los cambios que puedan producirse en el ámbito de trabajo, y, por otro lado, crear mayor seguridad incrementando el empleo estable y la protección social del trabajador.


Marino, relata la introducción de este concepto desde una perspectiva neoliberal en el Tratado de Lisboa, en el cual participan todos los países de la Uníón Europea. La intención es crear una «economía dinámica con la seguridad laboral», con el fin de que las empresas se adapten a los cambios teniendo en cuenta las necesidades del empleado.Uno de los factores a tener en cuenta es la adaptabilidad en un mundo de continua transformación, ya sea en cuanto a tecnología, mano de obra cualificada, tipo de producción.Por lo que existe la necesidad de elevar los niveles educativos y de formación profesional. Por otro lado, el texto incluye que la flexibilidad horaria y la conciliación laboral y familiar queda desvirtuada por la implantación de la movilidad geográfica en los contratos laborales, ya que “aunque parezca protector conspira contra la estabilidad e integridad familiar”. El planteamiento de la flexiseguridad es un avance para la conciliación y la seguridad de los trabajadores. Los empresarios tienen una responsabilidad mayor: la adaptación y la implantación de nuevas medidas – 
El País publicó al comenzar el Estado de Alarma donde menciona el modelo europeo de flexiseguridad como una herramienta de adaptación del mercado laboral a los nuevos cambios generados por el Covid-19. Una de las medidas utilizada es la gestión de expedientes temporales suspensivos (conocidos como ERTES).


El Salario Mínimo Interprofesional es la cantidad mínima de dinero que se le paga a un trabajador en un país específico que está determinado por una ley oficial y para un periodo laboral fijado (por hora, día o mes). El objetivo es crear unos parámetros mínimos asegurando las necesidades mínimas de los trabajadores y proporcionando protección social. 

  1. Necesidades de los trabajadores



  2. Nivel general de precios del país. (IPC)


  3. El costo de la vida y sus variaciones


  4. Prestaciones de la seguridad social


  5. Nivel de vida relativo de los distintos grupos sociales

  6. Desarrollo económico


    El primer artículo hace referencia a un estudio de retribuciones dentro de la Uníón Europea y en base al estudio de Eurostat, donde menciona a España en el segundo bloque de retribuciones, que oscila entre 500 y 1.000 mensuales. Países como Reino Unido, Alemania y Francia cuentan con un salario mínimo mayor, mientras que Portugal, Polonia o Grecia se sitúan por debajo. Por otro lado, hay países que no han establecido retribución mínima.


En referencia a México, siendo el país con el menor salario mínimo, los criterios para establecerlo son diferentes, y están fijados por industria o zona, no obstante, mientras disminuye la retribución, aumentan los precios de los alimentos de primera necesidad, creando un desequilibrio e ineficiencia social. Esta situación determina la inutilidad de criterios para evaluar el salario mínimo y se cuestiona qué tipo de nivel de vida se puede garantizar. Se demuestra, en base al análisis del país, que el procedimiento y los criterios que utiliza el Gobierno mexicano no otorga los resultados esperados en los que actualmente predomina el desequilibrio económico y social. 

En algunas ocasiones, los criterios de fijación del SMI no son útiles para equilibrar la oferta y la demanda, por eso existen tantas variaciones en la eficiencia del concepto si cambiamos de país. No obstante, sí que sirve como referencia para fijar otros precios que estén por debajo para evitar situaciones como las de México y poder disfrutar de los derechos fundamentales así como alimentos y vivienda.


El Salario Mínimo Interprofesional es la cantidad mínima de dinero que se le paga a un trabajador en un país específico que está determinado por una ley oficial y para un periodo laboral fijado (por hora, día o mes). El objetivo es crear unos parámetros mínimos asegurando las necesidades mínimas de los trabajadores y proporcionando protección social. 

La decisión del SMI es y ha sido siempre debate político. En 2019 la subida del salario ha sido una de las medidas de mayor coste dentro del Plan Presupuestario y de mayor impacto medíático. Como bien redactan los artículos anteriormente mencionados, una subida del salario mínimo incluye de forma simultánea una subida de la base mínima de cotización a la Seguridad Social.
Mientras que el Ejecutivo considera que esta acción impulsará los ingresos públicos, los empresarios alegan la imposibilidad de aumentar la mano de obra. Esta acción tendrá por consecuencia un desajuste entre la oferta y la demanda en el mercado laboral, provocando un exceso de oferta y un aumento del desempleo donde los más perjudicados serán los trabajadores con menor productividad o de baja cualificación.
El Gobierno sostiene que la medida tiene como finalidad de forma genérica, la prevención de la pobreza en el trabajo, mejorar el nivel de vida de los empleados con bajas retribuciones y, por otro lado, mantener el sistema de seguridad social.


En algunas ocasiones, los criterios de fijación del SMI no son útiles para equilibrar la oferta y la demanda, por eso existen tantas variaciones en la eficiencia del concepto si cambiamos de país. No obstante, sí que sirve como referencia para fijar otros precios que estén por debajo para evitar situaciones como las de México y poder disfrutar de los derechos fundamentales así como alimentos y vivienda.



  • –  Neokeynesiana

    Destaca por la orientación social en la que predomina la protección laboral en salarios, despidos, seguridad y salud. La motivación de esta orientación es la igualdad y el bienestar general, donde se protege al trabajador ya que el empresario es el que más poder tiene. Se promueve a medio plazo mejoras en la productividad y crecimiento económico.

  • –  El lado de la oferta/orientación liberal, donde todas las intervenciones en los mercados, y también en el mercado laboral, son a la larga perniciosas ya que: altera la eficiencia, implican políticas de inflación y un número elevado de desempleo, encarece el coste del factor trabajo, disminuye competitividad de los productos, baja beneficios y reduce la inversión y el crecimiento económico. Entendemos por eficiencia económica la agilidad en la que un sistema económico utiliza los recursos productivos con el fin de satisfacer sus necesidades.
    Por otra parte, la eficiencia social implica mantener niveles elevados de empleo, reducir la conflictividad laboral, etc


1

Estática

Mide la utilización de la capacidad productiva y la relación entre productividad/precios relativos/ rentabilidad.

2

Dinámica:

mide la tasa de crecimiento relacionada con la asimilación de nueva tecnología, el aumento de cualificación de los trabajadores y el desarrollo de nuevos productos.

3

Social:

mide el mantenimiento de niveles de empleo, el grado de conflictividad laboral y la distribución de la renta.

4

Política:

mide la legitimidad y el grado de aceptación de los acuerdos alcanzados por las organizaciones implicadas.

La empresa compitiendo en mercados perfectos sin intervención no podría alcanzar la eficiencia social, lo que hace necesario que el Estado intervenga mediante normas generales que:*
Incentiven las actuaciones dirigidas a optimizar socialmente los resultados. Por ejemplo subvencionar las actuaciones relacionadas con la salud laboral o la formación de los empleados.* Que obliguen a todos a respetar unos mínimos de salarios, de jornadas, de indemnizaciones por despidos, de formas de contratación, etc.

Todo ello eleva el coste del trabajo pero al mismo tiempo constituye una barrera de entrada que impide que empresas oportunistas desarrollen conductas indeseables.