Biologia y el colera


de no ser reemplazados rápidamente, pueden provocar la muerte por deshidratación.

El diagnóstico de los casos típicos no presenta dificultades, pero no hay que olvidar que el cólera puede parecerse a cualquier infección intestinal, seria o no.
El “fenómeno del iceberg” también resulta característico del cólera, o sea que las infecciones latentes son mucho más numerosas que los casos manifiestos.

Según la Organización Panamericana de la Salud, ensu publicación, The Control of Transmisible Diseases in Man, el cólera es definido como una “enfermedad bacterial intestinal aguda  caracterizada por su rápido comienzo, diarrea acuosa y profusa, vómitos ocasionales, rápida deshidratación, acidosis y colapso circulatorio.
La infección asintomática es mucho más frecuente que la aparición del cuadro clínico, especialmente en el caso de organismos del biotipo El Tor.
Son comunes los casos no tratados en los cuales sólo hay diarrea, especialmente entre los niños. En los casos graves sin tratamiento, el sujeto puede morir en cuestión de horas, y la tasa de mortalidad supera el 50 %, con el tratamiento adecuado, la tasa es menor a 1 % (PAHO, 1987).


Fuente:


Comité Nacional de Coordinación de Saneamiento Básico “Propuesta para la continuación de la década internacional de abastecimiento y tratamiento del agua potable para la subregión andina”

El cólera puede ser clasificado como una enfermedad ambiental, dado que la bacteria se propaga fundamentalmente mediante la ingestión de agua y productos alimenticios contaminados con heces o vómito de pacientes o, en menor medida, las heces de portadores.
La bacteria puede propagarse rápidamente en regiones que carecen de redes cloacales, agua potable limpia o los adecuados servicios sanitarios, y directamente contamina el agua bebible y de riego. El alimento se contamina a través de las manos sucias, y las moscas juegan un papel muy importante en la transmisión de la enfermedad. Un ejemplo de esto es la ingestión de mariscos o pescados crudos o mal cocinados provenientes de aguas contaminadas, que provocaron la epidemia en Guam y en Portugal, y casos esporádicos en Estados Unidos.

Un factor esencial para la propagación del cólera es la mala condición de la salud ambiental, especial- mente la falta de suficiente agua potable y de instalaciones sanitarias para la disposición adecuada de los excrementos.

La primera vez en la historia de la epidemiología en que se vinculó directamente a una fuente de agua potable como causa de una epidemia de cólera, fue en la investigación realizada por el Dr. John Snow en la llamada epidemia de Broad Street en Londres, en 1854 (OPS, 1991). Descubrió que el agua potable estaba contaminada con aguas de drenaje que contenían descargas de personas que sufrían de cólera.
En el final de su investigación, el Dr. Snow concluyó que las descargas intestinales de los pacientes de cólera llevaban algo que había contaminado el agua y que se había convertido en causa directa de la epidemia.

Durante la epidemia de cólera de Hamburgo en 1892se descubrió la abrumadora prueba de que la mejor defensa contra la enfermedad del cólera es tener una buena provisión de agua con un filtrado del agua mediante bancos de arena en las instalaciones.
En esa época, Hamburgo recibía agua del río Elbe, pero sus instalaciones de provisión carecían de un proceso de filtrado. Por otro lado, la ciudad de Altona, prácticamente una extensión de Hamburgo, también recibía agua del río Elbe, pero su sistema de provisión tenía un proceso de filtrado. Hamburgo fue barrida por el cólera, mientras que Altona no registró un solo caso.

El depósito más importante de esta enfermedad ha sido en Asia


Los deltas del Gangesy del Brahmaputra y la región bengalí en general, fueron señalados como centros naturales de la enfermedad.
Desde allí fue que se propagaron por el mundo las seis pandemias clásicas de cólera.

La sexta pandemia vio su decadencia a partir de 1923. En la década de 1930 se descubrió un brote del biotipo El Tor en la isla de Sulawesi. En 1961, este foco estalló y comenzó a expandirse rápidamente, dando inicio a la séptima pandemia de cólera conocida. Se extendió hasta las Filipinas, luego hacia el norte hasta Taiwán y Corea, y hacia el oeste, hasta India, Pakistán, Medio Oriente y Eu- ropa. También llegó hasta el este de África y las islas del Pacífico (OPS Ecuador 1991).

Tal como hemos visto la séptima gran pandemia comenzó en Perú

SUMINISTRO DE AGUA E HIGIENIZACIÓN

En  1980,  la  población  de  Lima  se  estimaba  en 5.020.000 personas, de las cuales 3.778.000 recibían agua del sistema de redes y 1.242.000 de vendedores. Se calculaba que había 500.000 conexiones no autorizadas, con un número de personas promedio por conexión de 7,5 (Haratani y Hernández 1991).

Hacia 1991, la población de Lima se había desarrollado rápidamente a un estimado de 6.000.000 de personas, de las cuales aproximadamente 4.700.000 recibían agua del sistema de redes y 1.500.000 de vendedores de agua. Se estima que había 665.000 conexiones no autorizadas.

Cobertura real del abastecimiento de agua respecto a los objetivos de 1995 y 2000


Fuente:


Comité Nacional de Coordinación de Saneamiento Básico “Propuesta para la continuación de la década internacional de abastecimiento y tratamiento del agua potable para la subregión andina”