Contexto sociología

de la humanidad. El lugar de la evidencia; De una manera amplia, podría definírselos como aquellos lugares donde pueden hallarse huellas significativas de la actividad humana. Por ejemplo en un lugar podemos encontrar estructuras, artefactos y ecofactos.
El contexto los arqueólogos están siempre tras lo que se denomina el contexto de los restos materiales. Este puede ser definido a partir de tres carácterísticas fundamentales:
el nivel, la situación y la asociación que posee la evidencia o resto material. El nivel de un objeto hace referencia al material que lo rodea, esto es , el sedimento dónde está contenido o apoyado el objeto.
La situación tiene que ver con la posición horizontal o vertical del objeto dentro del nivel;
Mientras que su asociación está dada por la relación de proximidad con otros hallazgos dentro de un mismo nivel. De esta forma podemos establecer relaciones entre los objetos que permiten reconstruir las actividades humanas del pasado.

CUCHE “CULTURA E IDENTIDAD”

LAS CONCEPCIONES OBJETIVISTAS Y SUBJETIVISTAS DE LA IDENTIDAD CULTURAL Concepción objetivista; 
Los que asimilan la cultura a una “segunda naturaleza”, que se recibe como herencia y de la que sería imposible escapar, conciben la identidad como algo dado que definiría de una vez y para siempre al individuo y que lo marcaría de manera casi indeleble. Desde esta perspectiva, la identidad cultural remitiría, necesariamente, al grupo original de pertenencia del individuo. Dicho de otro modo, la identidad seria preexistente al individuo que no puede hacer otra cosa que adherir a ella, so pena de convertirse en un marginal, un “desarraigado”. Concebida de esta manera, la identidad parece una


esencia que no puede evolucionar y sobre la cual ni el individuo ni el grupo tienen ninguna influencia. 

Concepción subjetivista;

 considera que la otra teoría encara al fenómeno como estático, fijo, que remite a una colectividad definida de manera invariable y casi inmutable. Para los “subjetivistas”, la identidad etnocultural es un sentimiento de pertenencia o una identificación con una colectividad más o menos imaginaria. Para estos analistas, lo que cuenta son las representaciones que los individuos se hacen de la realidad social y de sus divisiones. Puede ser analizada coma una elaboración uramente fantasiosa, que nace de la imaginación de algunos ideólogos que, persiguiendo fines más o menos confesables, manipulan a masas más a menos crédulas.

LA IDENTIDAD MULTIDIMENSIONAL

Dada que la identidad es el resultado de una construcción social, participa de la complejidad de lo social. Querer reducir cada identidad cultural a una definición simple, “pura”, es no tener en cuenta la heterogeneidad de todo grupo social. Lo carácterístico de la identidad es, más bien, su carácter fluctuante que se presta a diversas interpretaciones o manipulaciones.
La pretendida “doble identidad” de los jóvenes provenientes de la inmigración muestra en realidad una identidad mixta. En estos jóvenes no hay dos identidades enfrentadas y entre las cuales se sienten desgarrados, hechos que explicaría su malestar identitario y su inestabilidad psicológica y/o social. Esta representación, que es netamente descalificadora, surge de la imposibilidad para pensar lo mixto cultural.

LA IDENTIDAD MULTIDIMENSIONAL

Dada que la identidad es el resultado de una construcción social, participa de la complejidad


de lo social. Querer reducir cada identidad cultural a una definición simple, “pura”, es no tener en cuenta la heterogeneidad de todo grupo social. Lo carácterístico de la identidad es, más bien, su carácter fluctuante que se presta a diversas interpretaciones o manipulaciones.
La pretendida “doble identidad” de los jóvenes provenientes de la inmigración muestra en realidad una identidad mixta.

En estos jóvenes no hay dos identidades enfrentadas y entre las cuales se sienten desgarrados, hechos que explicaría su malestar identitario y su inestabilidad psicológica y/o social. Esta representación, que es netamente descalificadora, surge de la imposibilidad para pensar lo mixto cultural.

Las estrategias de identidad en la Argentina- Juliano

Etapas

-Época colonial; identidad positiva era el cristianismo. Implicaba un componente lingüístico (castellano) y racial (blanco).

-Época de la independencia; necesidad de contar con los indios, negros, mestizos y mulatos. Se define como enemigos a los españoles.

-Oligarquía; identidad positiva los civilizados (europeos, blancos y habitantes de ciudad) y polo negativo los bárbaros. Se genero su identidad por oposición de otro excluido (el indio).

*En cada caso se trataba de legitimaciones de opciones que significaban, para el grupo en el poder, beneficios económicos e incremento del control político. Esto hace que se genere un modelo de identificación negativo, una especie de autorrechazo estimulado desde el poder, que se apoya en interpretaciones psicologistas.