Gobierno Micenico

LA ILUSTRACIÓN

Ocurrida en la Época Moderna y que marcaría toda una serie de cambios que aún hoy se pueden apreciar. Surgió en el siglo XVIII y fue un movimiento cultural, filosófico y político más que nada, iniciado en Europa y que traía una característica que se había dejado entrever en el Renacimiento, el uso de la razón por parte del ser humano. Los pensadores de esta época hicieron un gran hincapié en que la razón era la base principal del conocimiento.
Tomaban la razón como centro de la existencia humana por lo que desarrollaron un espíritu por demás crítico, sin aceptar jamás nada a priori, sin antes comprobar lo expuesto, observando las pruebas de ese hecho y analizándolos fríamente con la razón. La humanidad, pese al enorme empujón del Renacimiento, aún seguía siendo fuertemente guiada por la religión, desde donde partían sus creencias y su forma de vida. Esta posición de muchos ilustrados los llevó a tomar una posición contraria a la Iglesia. Y esto debe ser bien entendido, contrarios a la Iglesia, anticlericales, no se transformaban en ateos, sino que seguían creyendo en Dios pero no en la forma de manejarlo por parte de las Iglesias. La opción religiosa más aceptada entre los intelectuales y luego los fieles de sus ideales era la deísta, es decir, creer en un Dios, un ser sobrenatural que había creado todo y que existía en definitiva, pero que luego se había retirado sin intervenir jamás en la vida del hombre.

La Ilustración jamás se hubiera dado, si no fuera por lo acontecido en el siglo anterior, con la llamada Revolución Científica, quien preparó, digamos, el campo para que el siglo entrante explotara el uso de la razón en los intelectuales. ¿Por qué? por la confianza a ciegas que le tenían a la misma, ya que ella era el instrumento por el cual se podría transformar el mundo, y para sus ensayos, hipótesis y demás ramificaciones que tiene necesariamente una investigación científica, es sumamente necesario el uso de la razón. La Química y la Matemática fueron los campos más afectados.  En Astronomía, Laplace desarrolla la teoría de creación del Sistema Solar y su desarrollo, mientras que Herscel logra crear el primer telescopio. Por su parte, el aporte realizado por Franklin es fundamental, la electricidad, con el famoso experimento de la cometa y la llave.  El avance en Física también es fundamental, ya que se descubre un método para poder medir el calor, y sus responsables, los muy nombrados Fahrenheit y Celsius.
Pero no podemos dejar de lado a Volta y la pila eléctrica. Intelectuales: John Locke, Barón de Montesquieu, Jean Jacques Rousseau, Adam Smith, Voltaire, David Hume, Diderot o Francisco de Quesnay.
Los tres primeros fueron grandes filósofos, todos ellos muy críticos hacia la monarquía, forma de gobierno común en ese entonces, y propusieron más que nada la separación de poderes, siendo el modelo de Montesquieu el que se emplea hoy en día en casi todo el mundo. Por su parte encontramos al primer economista, Adam Smith, fundador del liberalismo y por lo tanto, podría decirse del capitalismo en su máxima expresión. Las principales herramientas de esta Ilustración fueron la enciclopedia, creada para plasmar el pensamiento ilustrado en pro de la lucha por la libertad del hombre. Los salones, donde los nobles, reyes y burgueses discutían las nuevas ideas permitiendo la libertad de expresión, gracias a la tolerancia que se formaba, y finalmente las academias, cuando los reyes, preocupados por el progreso de su pueblo, comienzan a crear las mismas con el fin de aplicar las ideas surgidas en la Ilustración. Este es más o menos el panorama general de la época, y todo lo que aconteció, con sus causas, características y por supuesto los actores principales. Las consecuencias de la misma, sería imposible definirlas, ya que aún nos rigen los principios generales de ese momento, apoyo a la ciencia, división de poderes y economía, y por ello es que es uno de los momentos más importantes de la historia.


LA CIUDAD ESTADO

La mayor parte de los ideales políticos modernos vienen de Grecia: justicia, libertad, régimen constitucional, respeto al derecho. La antigua ciudad Estado comparada con los Estados modernos era muy pequeña. La población estaba dividida en tres clases: Esclavos; Extranjeros residentes o metecos y ciudadanos: miembros de la polis y con derecho a tomar parte en su vida política. (Privilegio que se obtenía por nacimiento). Derecho a participar.

INSTITUCIONES

1.ASAMBLEA


-Todo el cuerpo de ciudadanos varones (a partir de los 20 años). -Se reunía 10 veces al año. -Había periodos extraordinarios de sesiones si las convocaba el consejo.
/Lo interesante no es la asamblea sino los medios políticos ideales para hacer que los magistrados y funcionarios fuesen responsables ante el cuerpo ciudadano y estuviesen sometidos a su control. /Los plazos de los ejercicios eran breves, había una predisposición contraria a al reelección. /Los cargos de magistrados eran desempeñados por grupos de diez ciudadanos escogidos de modo que cada uno fuese miembro de una de las tribus.
La mayoría tenían poco poder. El control popular en Atenas era mediante el consejo de los Quinientos y los tribunales  con sus grandes jurados populares. /Para el gobierno local se dividían en unos 100 demos (barrios o parroquias): la pertenencia a ellos era hereditaria y aunque se trasladase de barrio un ciudadano seguía perteneciendo al mismo demo. Los demos tenían cierto grado de autonomía local y  ciertas obligaciones de policía. Eran la puerta por la que se entraba a la ciudadanía al cumplir 18 años. Su función de verdadera importancia era presentar candidatos para los diversos cuerpos en los que se desarrollaba el gobierno central. El sistema era una mezcla de elección y sorteo. Los demos elegían candidatos en número proporcionado a su tamaño y la suerte designaba quienes de esa lista desempeñaban los cargos. /Para la mentalidad Griega esta forma de nombrar los cargos públicos por sorteo era la forma de gobierno característicamente democrática. /Había un cuerpo de funcionarios que no era por sorteo y con más independencia que los anteriores: eran 10 generales escogidos por elección directa y que eran además reelegibles. (Tenían gran influencia en las decisiones del consejo y la asamblea, por lo que el cargo era sobre todo político. /Pericles actuó año tras año como líder de la política ateniense gracias a su cargo de general y su posición frente al consejo y la asamblea se parecía más a la de un ministro que un simple comandante de tropas, ero su poder se basaba en el apoyo de la asamblea, de no ser así le hubieran eliminado del cargo.

2.CONSEJO DE LOS QUINIENTOS :


Era un comité ejecutivo y directivo de la Asamblea. Como era un numero muy grande, se acudia a la rotacion de cargos. Cada una de las 10 tribus daba 50 cargos al consejo. Los 50 miembros de cada tribu actuaban durante la décima parte del plazo anual. El comité de 50 más un consejero por cada una de las 9 tribus que no les tocaba en ese momento. Tenían realmente el poder y tramitaban los asuntos en nombre de todo el consejo. Se escogía por sorteo entre los 50 a un presidente para cada día y a ningún ateniense podía serlo más de un día en toda su vida. El consejo estaba encargado de poner en consideración de la asamblea general las medidas que considerara oportunas. Era también el órgano ejecutivo central del gobierno.. Las embajadas extranjeras sólo tenían acceso al pueblo por intermedio del consejo. Los magistrados estaban sometidos a su control El consejo podía encarcelar a los ciudadanos. Tenía control absoluto de la hacienda, la administración de la propiedad pública y los impuestos. La flota también estaba sometida a su control. Había una multitud de comisiones y cuerpos o funcionarios administrativos adscritos a sus órdenes. Los grandes poderes del consejo dependían de la buena voluntad de la asamblea. Decidía esta sobre los asuntos que le presentaba el consejo, promulgando las medidas legislativas, modificándolas o rechazándolas, según le parecía oportuno.

3.TRIBUNALES:


El control popular de los magistrados y de la ley se completaba por medio de los tribunales. Eran la clave de todo el sistema democrático ateniense Tenían potestad judicial pero también ejecutiva o legislativa. Los miembros eran nombrados por los demos. Todo ciudadano Ateniense de treinta años de edad podía ser designado. El tribunal era muy numeroso, no menos de 201 miembros. Estos ciudadanos eran jueces y jurados. El tribunal primero votaba la cuestión de culpabilidad y luego si era culpable votaba la pena. No existía la apelación, ya que actuaba el tribunal en nombre de todo el pueblo. Los tribunales estaban coordinados en algunos aspectos con la asamblea. Tanto la asamblea como el tribunal eran el pueblo. Se utiliza a los tribunales para asegurarse el control popular sobre el pueblo. Control de los tribunales sobre los magistrados: 1.Examinaban la aptitud del candidato. 2.Al terminar el mandato el funcionario podía someterse a revisión de todos sus actos. 3.Había una auditoría de cuentas y una revisión del manejo de los dineros públicos. Esto hacía que  tuvieran poca independencia de acción. Los generales fueron los más independiente. El control de los tribunales no se detenía en modo alguno en los magistrados, se extendía a la propia ley por lo que podía darles un verdadero poder legislativo. Cualquier ciudadano podía poner una queja de una ley y podía ser suspendida su entrada en vigor. Se juzgaba la ley igual que a una persona.

Instituciones características de la democracia ateniense:

  El Consejo de elección popular y su responsabilidad ante la asamblea y los jurados independientes y de elección popular.

LOS IDEALES POLÍTICOS

El ideal politico ateniense se refleja en el discurso de Pericles.
El objetivo era despertar en los atenienses la conciencia de la propia ciudad como supremo valor que poseían y como el más alto interés al que dedicarse. Habla de la gloria actual de una Atenas unida y armónical. Su ciudadanía es la mayor gloria de los atenienses. Los estados modernos son tan grandes, tan remotos, tan impersonales, que no pueden ocupar en la vida moderna el lugar que tenía la polis en la vida de un griego. Para el griego la ciudad era una vida en común, sus fiestas, su religión, eran celebraciones cívicas. El gobierno se llamaba democracia porque la administración está en manos de la masa de ciudadanos, no de una minoría. Pericles se jacta de que Atenas permitía a sus ciudadanos combinar el cuidado de sus asuntos privados con la participación en la vida pública. La concepción ateniense de la ciudad era una comunidad en la que sus miembros habían de llevar una vida común armónica, en la que había que permitir tomar parte activa a tantos ciudadanos como fuera posible, sin discriminaciones. Defectos: las ciudades estado eran propensas a convertirse en presa de facciones y rivalidades de partido. Nuestro pensamiento político contempla siempre algún equilibrio entre dos tendencias opuestas: Poder suficiente para que el estado sea eficaz y libertad suficiente para que el ciudadano pueda ser un agente libre. La filósofa de la ciudad-estado no veía tal oposición ni tal equilibrio. La justicia significa para él la constitución u organización de la vida común de los ciudadanos y la finalidad de la ley es encontrar a cada hombre su lugar, su posición, su función en la vida total de la polis. El ciudadano tiene: -Derechos, pero no son atributos de una personalidad privada; corresponden a suposición. -Obligaciones, pero no le son impuestas por el estado, derivan de la necesidad de realizar sus propias potencialidades. Pilares del sistema: libertad y respeto. Las actividades de la polis se realizan con la cooperación voluntaria de los ciudadanos y el instrumento principal de esa cooperación es la libre y plena discusión. La libertad del ciudadano deriva del hecho de que tiene capacidad racional para convencer y ser convencido mediante el trato libre y sin trabas con sus semejantes. Para los griegos la tiranía era el peor de los gobiernos, porque suponía la aplicación de la fuerza ilegítima, aunque pueda ser benéfica en sus aspiraciones y resultados es mala porque destruye la autonomía. En el estado libre, la ley y no el gobernante es soberana y la ley merece el respeto del ciudadano.La libertad y el imperio de la ley son dos aspectos complementarios del buen gobierno. Constituyen para los griegos el secreto de la ciudad-estado.