La coherencia entre los principios del conocimiento, los instrumentos del conocimiento y el resultado de conocimiento del proceso de conocimiento

1.FENSTERMACHER, G. Y SOLTIS, J. La manera de entender la docencia tendrá un gran efecto en lo que haga el docente.
Puede haber docentes muy diferentes pero completamente eficaces. La visión que cada uno tiene de su labor y su objetico de docente, determina en una gran medida el modo en que se estructura su enseñanza.

2. ¿QUE SON LOS ENFOQUES DE LA ENSEÑANZA? Son diferentes maneras de pensar sobre la misma cosa, la enseñanza. Son concepciones de la enseñanza sobre lo que es enseñar y sobre lo que debería ser ensenar.

3. LOS FUTUROS MAESTROS/AS, ¿DEBEN CONOCER LOS ENFOQUES DE LA ENSEÑANZA? Solo se llega a ser docente profesional cuando: – Se reflexiona sobre su vocación. – Se opta por una postura respecto de ella que guía y sostiene su importante tarea de educar a personas. Saber es poder Saber sobre diferentes enfoques docentes dará al futuro profesional el poder de elegir maneras de enseñar. ¿Se puede enseñar sin pensar en el enfoque que se aplica?: Sí, se puede enseñar sin pensar en el enfoque que se aplica. Pero para ser un maestro/a profesional es necesario conocer y reflexionar sobre los diferentes enfoques.

4. ENFOQUES DE ENSEÑANZA 4.1. Ejecutivo: El enfoque ejecutivo ve al docente como: -Un ejecutor. -Una persona encargada de producir ciertos aprendizajes. -Utiliza para ello las mejores habilidades y técnicas disponibles. 4.2. Terapeuta: Ve al docente como: -Persona empática. -Encargada de ayudar a cada individuo en su crecimiento personal a alcanzar un elevado nivel de autoafirmación, comprensión y aceptación de sí. 4.3. Liberador: Ve al docente como: -Liberador de la mente del individuo. -Promotor de seres humanos morales, racionales, entendidos e íntegros

.5. ¿CUALES SON LOS ELEMENTOS QUE ESTÁN PRESENTES EN CUALQUIER PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE? Para Fenstermacher y Soltis, los elementos presentes en cualquier proceso de enseñanza aprendizaje son: -Docente. (D) -Acción de enseñar (φ) -Estudiante (E) -Contenido. (X) -Propósito o fin. (Y) FORMULA: DφExy El y (propósito o fin) puede significar que el alumnado:
-Adquiera un conocimiento específico. -Llegue a ser una persona auténtica (desarrollo del yo). -Libere su mente  


6. DOCENTE EJECUTIVO. -Toma decisiones. Es el gerente de los tiempos de la clase. (Marca cuando se acaba cada actividad y la clase en sí.) -Utiliza indicaciones para alertar a su alumno sobre lo que hay que aprender y el modo de alcanzar ese aprendizaje de la manera más eficiente. -Corrige rápidamente los errores. -Utiliza el refuerzo con elogios, recompensas… -Da al alumnado la oportunidad de aprender. -Son importantes los materiales curriculares elaborados y la investigación sobre los efectos de la enseñanza. -Su objetivo es el contenido.
-Podría objetarse que el educador se ubica fuera del proceso, regula contenidos y actividades. Solo mira el resultado porque confía ciegamente en el proceso. -Cree que puede controlarlo todo (laboratorio) siguiendo los pasos predeterminados el alumnado aprende. Pero se olvida que hay diferentes “aprendedores” y es imposible prefijar con anterioridad todas las posibles secuencias. -Este enfoque se relaciona con los formatos escolares más habituales. ¿El enfoque sería válido en un sistema tutorial? NO, porque el sistema tutorial encaja más con el terapeuta. El docente (D) conduce la clase: -A través de habilidades. -Ofreciendo suficientes oportunidades para aprender. -Tiene como propósito el que cada alumno/a pueda adquirir y retener conocimiento específico tal como se imparte a lo largo de la clase. 6.1. Rol de docente ejecutivo: -Persona educada Demuestra objetivamente que ha adquirido una serie de saberes específicos. (Hay tarjeta de persona educada) -Este enfoque pone el acento en la eficiencia que se mide a través de los resultados obtenidos por parte de los estudiantes. (El proceso es la actividad del docente y el producto es el dominio del estudiante de lo enseñado.) -Enseña valores importantes como el orden, la justicia o la perseverancia.


7. DOCENTE TERAPEUTA. -Las carácterísticas particulares del estudiante son elementos esenciales del proceso mismo de la enseñanza aprendizaje. -El énfasis es lo que el alumnado piensa o hace. -Lo que el estudiante es, no puede separarse de lo que aprende y cómo lo aprende. -La autenticidad del estudiante no se cultiva adquiriendo un conocimiento remoto que no se relaciona con la búsqueda de su significado y la identidad personal. -Su objetivo es la persona, que los estudiantes desarrollen su propio ser, su personalidad. Que sean personas auténticas mediante experiencias educativas y significativas que conecten con sus propias vidas. -Centra la actividad de la enseñanza en preparar al estudiante para que éste seleccione y pueda alcanzar el contenido. -El propósito es capacitar al estudiante para que se convierta en su ser humano auténtico. 7.1. Rol del docente terapeuta. -Persona educada Ser humano auténtico. (No tiene tarjeta porque cada persona es distinta) -Prioriza la libertad, la elección individual en virtud de la búsqueda de la autenticidad. -Tiene valores como la sensibilidad, la equidad o la comprensión


8. DOCENTE LIBERADOR. -Énfasis en el contenido prestando menor atención a las habilidades docentes, específicas o a los estados psíquicos y emocionales del alumnado. -El propósito es el contenido para liberar la mente del estudiante de los límites de la experiencia cotidiana, de la trivialidad, de la convencíón, de los estereotipos… -Su objetivo es la sociedad. -Se propone hacer que sus estudiantes piensen y lleguen a comprender. -Importancia del ejemplo del profesorado. -La manera adquiere relevancia en este enfoque. -Imprime la actividad de la enseñanza, una manera que es inseparable del contenido en virtud de su complejidad profunda. -El propósito es la adquisición de un saber específico y la búsqueda de la liberación a la mente del estudiante del pensamiento estereotipado. 8.1. La manera del liberador: Es una disposición relativamente estable que guía la actuación en determinadas circunstancias. Determinará la liberación de la mente del alumnado. La manera de enseñar no depende de la materia, es aplicable a todos los campos, e involucra virtudes morales e intelectuales. La forma y el contenido son inseparables. La manera es parte del contenido porque mientas éste se comunica, también se enseña el modo en que este habrá de enfocarse y tratarse. 8.2. Rol del docente liberador: -Persona educada Es aquella que fue formada integralmente en conocimiento y virtud. (Tiene tarjeta). -El estilo del liberador supone virtudes morales e intelectuales. -Son valores importantes la racionalidad, la curiosidad, la honestidad intelectual…

9. CONCLUSIÓN: Lo que hacemos los docentes es el resultado de la influencia combinada de 4 factores: nosotros mismos (docentes), los estudiantes, el contenido y el contexto. Lo importante es que el futuro docente tome decisiones conscientes, cuidadosamente pensadas, sobre el tipo de docente que desea ser, y que nunca deje de reflexionar sobre el tipo de docente que está siempre en proceso de llegar a ser.


El currículum. El currículum es el plan de estudios destinado a que el alumno desarrolle plenamente sus posibilidades. La Ley Orgánica 2/2006 establece como currículum el conjunto de objetivos, competencias básicas, contenidos, métodos pedagógicos y criterios de evaluación de cada una de las enseñanzas reguladas en la presente Ley. Pero esta Ley fue modificada por la Ley Orgánica vigente 8/2013. La Ley Orgánica 8/2013 establece como currículum la regulación de los elementos que determinan los procesos de enseñanza y aprendizaje para cada una de las enseñanzas. Los elementos de un currículum son: objetivos, competencias, contenidos, metodología, didáctica, estándares y resultados de aprendizaje evaluables y criterios de evaluación. Esta última Ley, desde el ámbito de la pedagogía, es altamente criticable porque lo que hace especificar demasiado aquello que el docente debe evaluar. Según José Gimeno, el currículum es como la pasarela entre el contenido cultural y sujeto, entre sociedad de hoy y mañana, entre el saber y la ignorancia, establece una estructura, transmite e impone, se muestra. Según Jackson, P., el currículum supone experiencias y vivencias por parte de los estudiantes. Tiene que ver con la vida cotidiana y las rutinas en la escuela: aprender a vivir en multitudes, aprender a ser evaluado y aprender a respetar la autoridad. Pero el currículum no es un contenedor neutro. En él se establecen aspectos estructurales en relación con el tiempo, como los años de escolaridad y el horario, en relación a la organización de contenidos, como la acotación de lo que hay que aprender y los sistemas de evaluación, y otros elementos agentes como el espacio escolar, normas de comportamiento, relaciones sociales, etc. Además, quedan afectados otros elementos como el tiempo de aprendizaje y enseñanza, conocimientos y saberes valorados, actividades de enseñanza y aprendizaje, orientación del desarrollo de los seres humanos… 


Cualquier cosa que se haga como docente tiene que tener en cuenta las siguientes preguntas: • ¿Cuál es el objetivo del proceso de aprendizaje-enseñanza? • ¿Qué es lo que hay que enseñar/aprender? • ¿Cómo enseñar/aprender? • ¿Cuándo hay que enseñar/aprender? • ¿Para qué, el qué, cómo y cuándo evaluar? El proceso por el que “todo lo anterior”, al final, se convierte en una actividad concreta en el aula, con un grupo concreto de alumnado… es lo que se llama “niveles de concreción curricular”, tres niveles donde se definen con diferente grado de precisión los elementos del currículum para las diferentes etapas, áreas y grupos: • Primer nivel: tiene carácter prescriptivo. Viene determinado por las distintas administraciones públicas con competencia en educación, las cuales establecen un marco curricular amplio, común y básico en el territorio que es de su ámbito. Este nivel viene recogido en distintas disposiciones legales: – Para ámbito estatal: Leyes Orgánicas, Leyes Ordinarias y Reales Decretos. – Para el ámbito autonómico: Leyes Autonómicas, Decretos, Órdenes, Instrucciones. Se adapta a los diferentes territorios del Estado, en nuestro caso a través de Conselleria, y marca el currículum escolar a desarrollar. • Segundo nivel: Se concreta y se desarrolla el currículum establecido en el Primer nivel atendiendo a las carácterísticas particulares de una realidad educativa concreta de cada Centro Educativo. Fue aprobado por el Claustro de Profesores y Profesoras y el Consejo Escolar, supervisado por la Inspección. En este nivel se trabajan documentos como el Proyecto Educativo, la Programación General Anual y las Programaciones Didácticas. • Tercer nivel: Se concreta el currículum establecido en el Segundo nivel atendiendo a las carácterísticas concretas de un grupo-clase de un nivel concreto. Está formado por el equipo educativo de cada nivel y por cada maestro o maestra de aula. Fue aprobado por el Claustro de Profesores y Profesoras y por el Consejo Escolar, supervisado por la Inspección.


Existen tres tipos de currículum, y los tres existen en todas las escuelas: • Currículum explícito. Todo aquello que está explícito. Es aquel en el que queda delimitado todo aquello que el alumno debe aprender, pero también cómo debe ser enseñado. Puede responder a los intereses de quienes ostentan el control y el poder y que, por lo tanto, adaptan la educación a un determinado sistema político. Es un manifiesto oficial, prescrito o diseñado. Se supone: enseñado, aprendido y evaluado (“se supone” porque no todo se termina enseñando, aprendiendo o evaluando) • Currículum nulo. Todo aquello que no aparece en el currículum escrito.  Es lo que la escuela no enseña, culturas negadas o silenciadas del currículum, es aquello que el alumnado debería tener la oportunidad de aprender y que no lo hace por falta de tiempo, por preferencias del centro o del profesorado, porque no se evalúan… • Currículum oculto. Todo aquello que nosotros interpretamos, pero que no está escrito ni prescrito. La expresión de currículum oculto fue acuñada por Jackson en su obra “La vida en las aulas”. Jackson defiende que aprender a vivir en la escuela supone aprender a vivir en masa, a ser evaluados y las divisiones de poder. El currículum oculto es fuente de aprendizaje, de normas, de costumbres, creencias, lenguajes, símbolos, aunque no figuren en el currículum oficial. Se manifiesta en la estructura y funcionamiento de la institución. Afecta a todas las personas de la organización. Nunca se explicita ni la intención ni el mecanismo o procedimiento de cómo se aprende, es algo que no se enseña como sí, pero se aprende. Según Santos, el currículum oculto es: – Subrepticio, es decir, que influye de manera no manifiesta, del todo oculta. – Omnipresente porque actúa en todos los momentos y en todos los lugares. – Omnímodo, porque reviste múltiples formas d influencia. – Reiterativo, como lo son las actividades que se repiten de manera casi mecánica en una práctica institucional que tiene carácter rutinario. – Invaluable, es decir, que no se repara en los efectos que produce, no se evalúa el aprendizaje que provoca, no se valora las repercusiones que tiene


Planificación de la enseñanza. La enseñanza es una actividad que tiene lugar en un contexto institucional, jerarquizado y con diferentes niveles de decisión: el conjunto del sistema educativo, el centro y el aula. La enseñanza tiene dos fases: • Enseñanza preactiva: es el proceso de reflexión del profesorado, individual o colectivo, para definir el marco de referencia, es decir, para cuando no está con su alumnado saber cuándo hacer la programación, corregir, evaluar, preparar el material, etc. • Enseñanza interactiva: es lo que hace en el aula, la acción de enseñar cuando está con su alumnado en el aula. Estas fases son circulares.

Planificar es el proceso de reflexión por parte del profesorado, de manera individual o colectiva, que deriva en la identificación, organización y solución de problemas derivados de anticipar las líneas básicas de un curso de acción en el aula. La planificación es el marco de referencia, más o menos ordenado, para hacer y pensar acciones y tareas en el aula. Con la planificación reflexionamos sobre lo que queremos y podemos hacer, lo que vale la pena enseñar y cómo hacerlo, es organizar los tiempos y pensar en las tareas. Hay diferentes tipos de planificación: • Escrita y mental. • Formal e informal. • Individual y colectiva. • Anual, trimestral, (o quincenal, semanal) y diaria. • Según Tillema hay 2 tipos: – Comprensiva (marco amplio para prever la acción). – Progresiva (mayor especificidad y basada en la información diaria). • Según Yinger, 5 niveles: anual, a término, de unidad, semanal y diaria. 


• Según Salinas, 3 niveles: – Burocrática: La planificación ha de estar escrita, debe ser anual, que varíe un poco cada año teniendo en cuenta la experiencia de cursos pasados y el material usado, y tener una utilidad burocrática. Se debe hacer antes de empezar el curso, haciendo énfasis en objetos y contenidos. Ha de estar determinada por rutinas organizativas, como la distribución de materias, cursos, materiales, etc. – Organizativa: La planificación ha de estar escrita. Según salinas, puede ser trimestral, quincenal o semanal, basada en la experiencia anterior en el aula y el ritmo e interés del alumnado. En ésta tienen que estar plasmado en diseño de actividades más adecuadas a la marcha de la clase y el alumnado, y ajustada al tiempo y al contenido. Este tipo de planificación presenta dificultades como el intento de conectar con los intereses del alumnado, adaptar lo planificado al tiempo establecido, la falta de materiales y la extensión de los programas oficiales. Las funciones de esta planificación son adecuar la planificación anual-burocrática a la realidad ya conocida, revisar la temporalización inicial, definir más precisamente las actividades, adecuar el inventario de material y revisar los problemas. – Progresiva: Es mental, informal y semanal, basada en la planificación trimestral o quincenal según la reflexión de la marcha de la clase. Está adaptada al alumno y trata de organizar, de manera más útil y coherente un marco para la acción. Las funciones de esta planificación son la previsión precisa de actividades, tiempo y materiales, analizar casos individuales y prever cuidadosamente las dificultades y analizar los procedimientos y los problemas de la evaluación.

En conclusión, la planificación tiene como propósito preparar la enseñanza, forma parte del marco curricular oficial, debe revisarse y valorarse para continuar planificando, tiene un carácter cíclico, da seguridad y confianza para la hora de enseñar y dar la clase, orienta y justifica la acción en el aula y debe marcar un marco general para la improvisación del aula. Sus funciones son organizar un marco para la acción del aula y, como resultado de la evolución y valoración de lo que sucede en el aula, tiene la función de adaptación progresiva de la enseñanza al tiempo, al contenido, a la evaluación, el contexto, la percepción del alumnado, etc


La evaluación. La evaluación es el proceso mediante el cual recogemos información, la analizamos, estimamos el valor o mérito de algo y tomamos decisiones. Otra manera de definirla es como el proceso mediante el cual, como docentes, juzgamos el valor o mérito del aprendizaje de nuestros estudiantes con el fin de tomar decisiones. Todos los agentes implicados deben buscar la eficacia y el incremento de la calidad. Evaluamos para conocer y mejorar el propio proceso didáctico en general y al alumno en particular. Gracias a la evaluación atribuimos valor a las cosas, afirmamos su mérito, comprendemos, cambiamos y mejoramos. Evaluamos al alumnado, al docente, los materiales, los programas, el centro y, por último, el sistema educativo, y cada uno evalúa a los demás. En conclusión, la planificación tiene como propósito preparar la enseñanza, forma parte del marco curricular oficial, debe revisarse y valorarse para continuar planificando, tiene un carácter cíclico, da seguridad y confianza para la hora de enseñar y dar la clase, orienta y justifica la acción en el aula y debe marcar un marco general para la improvisación del aula. Sus funciones son organizar un marco para la acción del aula y, como resultado de la evolución y valoración de lo que sucede en el aula, tiene la función de adaptación progresiva de la enseñanza al tiempo, al contenido, a la evaluación, el contexto, la percepción del alumnado, etc. Al evaluar al alumnado, evaluamos también nuestra labor docente, somos responsables del aprendizaje de nuestros alumnos y si ellos no aprenden, algo de nuestra labor docente tampoco está funcionando con la calidad suficiente. 


Las funciones que tiene la evaluación son: • Diagnóstica: conocer la situación y detectar los problemas para facilitar el diseño de los procesos de enseñanza-aprendizaje. • Formativa: ayudar al desarrollo de un programa/sujeto, informar al profesorado y alumnado, retroalimentar, e incluso permite modificar estrategias a lo largo del proceso. • Sumativa: se pretende valorar un programa/sujeto con la intención de valorar su logro o mérito y calificar, para constatar el grado de consecución de los objetivos. Los momentos básicos de la evaluación son: • Inicial: antes de iniciar la ejecución. Consiste en evaluar las condiciones de entrada para poner en marcha actividades y marcar los objetivos. • Procesual: se produce durante el desarrollo de la acción. Se trata de evaluar la dinámica de clase, el trabajo del alumnado… ver si lo propuesto está resultando viable. • Final: evaluar el resultado obtenido una vez finaliza la acción. Formas de evaluar. • Holística (global) versus específica. • Cuantitativa (resultados)versus cualitativa (procesos). • Sumativa versus formativa. • Normativa (posición del alumnado según su proceso) versus criterial (todo el mismo criterio). • Inicial versus final. • Interna versus externa Evaluación como mecanismo de regulación de la práctica. Se realiza a través de la comprensión de la práctica y de una toma de decisiones racional derivada de la evaluación. La evaluación que regula la práctica es procesual, holística, contextualizada, democrática, al servicio de valores y cualitativa. La evaluación como proceso de reflexión sobre la práctica tiene como objetivo comprenderla y mejorarla. Instrumentos de evaluación. Hay diferentes formas de evaluar dependiendo de si se trata de infantil o de primera. En infantil encontramos entrevistas entre las familias y el tutor, cuestionarios, informes individuales, carpeta de trabajo, escala de observación, etc. En primaria encontramos pruebas orales, escritas, técnicas de observación, etc. No todo vale a la hora de recoger información, los procedimientos que utilizamos para evaluar al alumnado determinan o condicionan el modo en que nuestro alumnado aprende. “Aquello que no se evalúa, se devalúa”. La patología de la evaluación educativa. La patología de la evaluación educativa atañe a todas sus vertientes: por qué se evalúa y para qué, quién evalúa, cómo, para quién, cuándo, el qué, a quién, con qué criterios, cómo se evalúa la evaluación, etc.


Para cambiar positivamente la práctica evaluadora se sugiere criticar la forma actual de evaluar, investigar sobre los diferentes procesos de evaluación, desarrollar el diálogo profesional y que el alumnado y los padres participen en la evaluación. Pero las sugerencias de mejora luchan con dificultades arraigadas en la práctica profesional y en el contexto organizativo de la escuela, como la escasez de tiempo, la falta de motivación, el individualismo profesional, la rutinización institucional y la carencia de ayuda.

  • ¿Qué evaluaré? Capacidades, conocimientos, actitudes, competencias,…
  • ¿Para qué evaluaré? Para qué nos servirá la información que recojamos (Funciones: diagnosticar, comprobar, comparar, dialogar, orientar,…)
  • ¿Por qué evaluaré? Porque recogemos la información. (Finalidades: diagnóstica, formativa, sumativa)
  • ¿Cómo evaluaré? Técnicas y procedimientos
  • ¿Cuándo evaluaré? Momento en que se realizará la aplicación de los instrumentos (inicio, proceso, final)
  • ¿Quién evaluará? Autoevaluación, profesorado, alumnado, compañeros/as… (interna, externa)
  • ¿A quién se evaluará? Profesorado, alumnado, colegio, familia,…