Caracteristicas de los actos humanos

Etimológica

Del griego (pl. neutro) ethikos: costumbres y del latín: mos-ris: costumbre (moral).

Ética profesional: Derechos y deberes privados del individuo: para consigo  mismo y para el prójimo, etc.

Ética social: Derechos y deberes sociales: Para con la familia, con la comunidad, la nación, la profesión, etc.

1.1. Relación Filosofía y Ética:  Existe  una estrecha relación entre la FILOSOFÍA y la ETICA, por cuanto la Filosofía es la “Reflexión humana acerca de las Causas profundas de todas las realidades”; se preocupa de analizar las razones más elevadas acerca del Hombre del Universo y de Dios.

            Así, dentro del Conjunto armónico de la Filosofía se encuentra el estudio sistemático de los Actos humanos, esto es ETICA como una Filosofía moral. Es a la Filosofía  quien le compete estudiar al HOMBRE en su realidad total y una de las características esenciales de la naturaleza humana es la Conducta moral, cuyo contenido, significación y alcance será pues competencia de la Filosofía analizar.

2.1. Relación Ética y Religión: Tanto la Ética natural, como la Ética religiosa tienen un conjunto de reglas de conducta que orientan los actos humanos hacia el bien y los alejan  del mal. Las relaciones religiosas entre el Hombre y Dios están regidas por principios morales, de ahí que todas las religiones, tales como el Cristianismo, el Hinduismo, el Judaísmo etc., sean esencialmente morales.

. La Ética de Platón: La ética de Platón, identificaba el bien con el conocimiento, caracterizándose por un marcado intelectualismo. Por naturaleza el hombre tiende a buscar el bien, por lo que bastaría conocerlo para obrar correctamente; el problema es que el hombre desconoce el bien, y toma por bueno lo que le parece bueno y no lo que realmente es bueno. una Idea de Bien que es única y la misma para todos los hombres.

Aristóteles:Aristóteles señalaba que toda acción humana se realiza en vistas a un fin, y el fin de la acción es el bien que se busca. El fin, por lo tanto, se identifica con el bien. Pero muchas de esas acciones emprendidas por el hombre son un “instrumento” para conseguir, a su vez, otro fin, otro bien. Del mismo modo el hombre ha de tener una función propia: si actúa conforme a esa función será un “buen” hombre; en caso contrario será un “mal” hombre. La felicidad consistirá por lo tanto en actuar en conformidad con la función propia del hombre. Y en la medida en que esa función se realice, podrá el hombre alcanzar la felicidad. Si sus actos le conducen a realizar esa función, serán virtuosos; en el caso contrario serán vicios que le alejarán de su propia naturaleza, de lo que en ella hay de característico o excelente y, con ello, de la felicidad.

“Siendo, pues, de dos especies la virtud: intelectual y moral, la intelectual debe sobre todo al magisterio su nacimiento y desarrollo, y por eso ha menester de experiencia y de tiempo, en tanto que la virtud moral (ética) es fruto de la costumbre (éthos), de la cual ha tomado su nombre por una ligera inflexión del vocablo (éthos)”.

. Hedonismo:es la doctrina filosófica basada en la búsqueda del placer y la supresión del dolor como objetivo o razón de ser de la vida. Las dos escuelas clásicas del hedonismo son la escuela cirenaica y los epicúreos.

En la primera doctrina se plantea que los deseos personales se debían satisfacer de inmediato sin importar los intereses de los demás.

Epicureismo: Señala como ideal del sabio el Goce moderado del Placer, el cual produce la máxima satisfacción y tranquilidad del espíritu.  Epicuro admite la existencia de los dioses, pero le parece inconcebible que los dioses se ocupen de los hombres. Epicuro consideraba que la felicidad consiste en vivir en continuo placer, porque para muchas personas el placer es concebido como algo que excita los sentidos. También afirmó que ningún placer es malo en sí, sólo que los medios para buscarlo pueden ser el inconveniente, el riesgo o el error.Los epicúreos sostenían que el placer verdadero es alcanzable tan solo por la razón.

El epicureismo identificaba al placer con la tranquilidad y enfatizaba la reducción del deseo sobre la adquisición inmediata del placer. El Placer es el bien primitivo e innato del hombre.  Pero, es necesario saber clasificar el Placer.  El verdadero placer es un placer tranquilo.- El ideal de la vida “se halla en una serenidad permanente hecha de una sociedad constante que no turban ni el sufrimiento ni el deseo.La vida corporal no proporciona esa felicidad; pues los placeres corporales están mezclados de efervescencia e inquietud.  El verdadero placer está en los placeres del espíritu, más profundos y más duraderos.“Este placer deja un recuerdo agradable que engendran unos a otros para hace dichosa la vida”.

2.4.- Sensualismo:Se llama así a aquella doctrina según la cual todos los fenómenos psíquicos superiores tienen su origen último en los sentidos. Desde el punto de vista gnoseológico, es una forma de empirismo. Pero el empirismo no se limita solamente a la percepción sensible, mientras que el sensualismo entiende que ésta es la única fuente de conocimiento.

2.5.- Utilitarismo:Los actos humanos deben tender a buscar la utilidad práctica del hombre. Es un bien todo aquello que beneficia al hombre y la felicidad consiste en descubrir el sentido práctico de las cosas.

            El Hombre busca siempre su propio beneficio y trata de buscar un buen motivo para justificar sus actos.

La Moral del “DEBER” de Kant:El punto de partida de la moral es un hecho de conciencia: “la única cosa perfectamente buena es la Buena Voluntad”.

La buena voluntad se desprende, pues, del sentido del DEBER. Para Kant sólo tienen valoración moral los actos que se realiza por deber.-  Escribía en 1782: “Hay sólo una cosa de que estamos seguros, y es nuestro deber”.         El Deber es evidente y se impone por sí mismo. Kant lo llama el “imperativo categórico”.   El Deber constituye la intención pura y el valor moral de los actos humanos resulta de la aplicación de esta intención.       Un acto no es moral más que cuando se hace por deber”.

2.7. Estoicismo:La moral estoica nació en la antigüedad griega, La moral estoica se afana también en la búsqueda de la felicidad.Los estoicos proclamaron que se puede alcanzar la libertad y la tranquilidad tan sólo siendo ajeno a las comodidades materiales, la fortuna externa, y dedicándose a una vida guiada por los principios de la razón y la virtud. La felicidad está en la ACEPTACIÓN del orden universal que se nos impone.  Las pasiones son el mal moral, por eso debemos doblegar las pasiones con la fuerza del espíritu, de la razón. El estoico es esencialmente un razonador.

2.8. La Moral del  Cristianismo: No se puede hablar de las diversas concepciones éticas, sin detenerse en el Cristianismo que ocupa una ubicación central en la cultura occidental y contiene una filosofía moral de líneas bien definidas.El Cristianismo señala como fin último del hombre a Dios, que representa la felicidad definitiva y el objeto al cual deben todos los actos humanos.Ese Dios trascendente, creador del hombre y de todas las cosas del Universo, providencia que gobierna y dirige con sabiduría infinita todo lo creado, debe ser amado por el hombre por lo que significa y representa, por sí mismo, y no por ningún otro motivo mezquino.  De aquí que la moral cristiana se exprese en dos actitudes fundamentales:Adorar a Dios: Colocarse en la actitud de la Criatura respecto al Creador.Servir: hacer de toda la vida un acto de servicio  de Dios y en todos los acontecimientos descubrir la voluntad de Dios.La característica esencial de la moral cristiana es el AMOR.  El Cristianismo es una “moral de amor” Amor a Dios por sobre todas las cosas y Amor al Prójimo que constituye el reflejo más nítido

LA MORALIDAD DE LOS ACTOS HUMANOS: El tener dominio sobre sus actos es característica específica sólo del hombre y en esto se diferencia de todos los animales, en cuanto que sus acciones no son productos de los instintos, ni están determinadas necesariamente hacia una dirección fija.  Los actos que realiza el hombre, por emanar de su naturaleza racional tienen carácter  MORAL y reciben de la propia conciencia una valoración ética.

Distinción: Es necesario distinguir entre: Acto “del hombre”: Todo acto realizado por el hombre pero sin Participación expresa de la racionalidad: Así, respirar, caminar. Incluye todas las acciones vegetativas.Acto “humano”: Es el que realiza el hombre con plena advertencia de la inteligencia y con total decisión de la voluntad.

Características :Finalidad: Todos los actos humanos tienen un fin, pues la inteligencia del hombre no actúa a ciegas sino va siempre tras una meta conocida.

Conciencia: El hombre no busca su fin ciegamente, como la planta, o instintivamente, como el animal, sino que lo busca CONSCIENTEMENTE.  Conoce su fin y descubre la forma como se puede alcanzar ese fin.  Para que haya acto humano es necesario la participación de la inteligencia que conoce y de la Voluntad que quiere.

Libertad: Libertad es la capacidad de elección de alternativas que tiene el hombre.  La capacidad de autodeterminación en todos sus actos; la posibilidad de hacer una cosa u otra.

La Moralidad de los Actos Humanos “Los actos humanos no se revelan solamente a nuestra conciencia como voluntarios y libres; sino también como MORALES, es decir, dotados de una Propiedad que los hace buenos o malos.  Esta propiedad de los actos humanos (la moralidad) se presenta a la vez como objetiva, es decir calificando al acto en sí mismo; el cual sería objetivamente bueno o malo, según sea, o no, conforme a la ley moral; y subjetiva, es decir, que califica al acto, no en sí mismo, sino en cuanto procede de la voluntad libre y que lo hace subjetivamente bueno o malo, según la rectitud o falta de rectitud de la voluntad”.