Definición de educación en ciencias sociales

Tema 2

– El apego

  • Elementos (2)



  • Etapas (2)


  • Tipos (3)

– Familia niño (3)

-Desarrollo identidad (4)


Elementos del apego


 Figura/s de apego: persona/s con las que el niño se vincula. Hay más de una, pero de modo jerarquizado, una es dominante. Aunque al principio se estudió el apego sólo con la madre, actualmente hay familias en las que es el padre el cuidador principal. De igual forma pueden formarse toda una serie de apegos respecto a otros cuidadores estables. Existen varios apegos secundarios, al padre u otras personas cuando el cuidado se reparte como en instituciones como los abuelos o educadores infantiles.  Objetos de sustitución o de transición: objetos a los que el niño se vincula como mantitas o peluches y que sustituyen a las figuras de apego. 

Conductas de apego de la madre y del bebé El apego es un vínculo afectivo interactivo. A) Conductas del bebé Serie continua de acciones a través de las cuales el niño busca de modo claro la interacción con los adultos:  Conductas procuradoras de contacto corporal. A través de los reflejos.  Preferencia por los estímulos sociales, como el rostro de su madre.  Señales de comunicación social: llanto y sonrisa. Esta interacción contribuye a la seguridad y supervivencia del bebé, y al desarrollo de su sistema nervioso. B) Conductas de la madre.  Tendencia a establecer un contacto directo piel a piel con el niño.  Tendencia a satisfacer las necesidades biológicas primarias y las afectivas: acarician, les mecen, les hablan…  Conducta visual especial: miran a sus hijos el 70% del tiempo cuando les alimentan, distancia perceptiva óptima del bebé, siguen la mirada de sus bebés.  Las madres se acercan mucho más a sus hijos que a otras personas.  Lenguaje gestual y verbal especial: son exagerados en el tiempo y en el espacio, simple y redundante. Pocas palabras, diminutivos, muchas pausas…

Etapas del apego:


 Del nacimiento a los 2 meses: los bebés interactúan con cualquier adulto que se les acerque. No muestran preferencias.  De los 2 a los 7 meses: van reconociendo a las personas y empiezan a centrar su emoción y atención en su cuidador principal sin rechazar a los desconocidos.  De los 7 a los 24/30 meses: Interacción privilegiada con la figura de apego con rechazo a los desconocidos. Se desarrolla la respuesta específica de apego unido a la mejora en capacidades de locomoción. 


De los 24/30 meses en adelante: las relaciones sociales se vuelvan más maduras y adopta un patrón más adulto en las separaciones y despedidas, esto se une a un mayor desarrollo cognitivo. Vinculación, conflicto e independencia. Los niños deben explorar el entorno, siempre de modo supervisado.

Tipos de apego


Basándose en los estudios “la situación extraña” de Mary Ainsworth se pueden observar distintos tipos de apego:  Apego seguro: hay protestas y llanto cuando desaparece la figura de apego, pero a su vuelta se consuelan con facilidad. Toman al cuidador normalmente, la madre, como base segura para la exploración (Santrock, 2006). Los niños con apego seguro son más sociables, curiosos e independientes (Waters, 79). Se relaciona con madres que proporcionan más atención y contacto físico. Es la situación deseable y es el tipo que aparece con mayor frecuencia 70% de los casos.  Apego evasivo: los niños tienen poca interacción con el cuidador, como si les resultara indiferente.  Apego de oposición/ambivalente. Es un patrón extraño. El bebé busca el contacto con el cuidador principal pero luego maltratan al cuidador.  Apego desorganizado: los bebés parecen estar desorientados o confusos. Aparece con mayor frecuencia en niños que han sufrido alguna clase de maltrato. El apego es determinante para el desarrollo de sucesivos vínculos afectivos en la etapa adulta, sí es cierto que en muchos casos es posible establecer relaciones sanas ya que gracias a la resiliencia somos capaces de superarlo.

Familia niño:


Es importante el papel que desempeñan los padres como socializadores: – Proveedores de afecto, atención y cuidados al niño. – Figuras de identificación, son los modelos. – Agentes activos de socialización, le enseñan poco a poco las normas de la sociedad en la que vive. – Maestros de habilidades, con su ejemplo (modelado) o sus instrucciones. – Proveedores de experiencia, los niños no escogen su ambiente. El ambiente determina nuestra conducta y nuestros aprendizajes. Son los padres los que eligen a dónde va el niño, a qué escuela. – Contribuyen a la construcción del autoconcepto. – Reguladores mediante la disciplina. Ellos aplican las recompensas y castigos. La disciplina favorece el autocontrol.


Los recién nacidos nacen preparados para la interacción social:  Los reflejos.  La sonrisa y el llanto.  Tienen una gran habilidad para imitar.  El inicio del lenguaje. Es importante la adaptación, el ajuste, entre el temperamento del bebé y la personalidad de los padres. Los niños con un temperamento difícil (reacciona negativamente, llora mucho, y es irregular en sus ritmos) que tienen padres ansiosos y con pocas habilidades suelen tener problemas socioemocionales. Los padres tienden a interpretar como rasgos de personalidad las conductas de sus hijos. El moldeamiento de la conducta del niño por parte de los padres es muy importante. La referenciación social es la búsqueda de información sobre las reacciones de los demás para poder valorar y entender las diversas situaciones que viven. Así la actitud de los padres expresada a través de los gestos puede influir mucho en la comprensión y la conducta en distintos momentos. La situación de los padres afecta a la relación padres-hijos:

Muchos padres trabajan jornadas laborales extensas y los niños pasan mucho tiempo con los abuelos, con cuidadoras y en escuelas infantiles. La relación de los niños con los abuelos es, en general, es más lúdica y relajada en cuanto a normas y obligaciones.  La conflictividad matrimonial, con discusiones continuas, genera problemas socioemocionales en los niños.  El desacuerdo en las pautas educativas entre padre y madre genera dinámicas que dificultan la educación y la relación afectiva.  Los problemas de los padres, si están enfermos, en paro o si son drogodependientes afecta a los hijos. Cuando se ofrece un cuidado poco sensible ante las necesidades del niño puede generarse en él un apego inseguro.

Desarrollo de la identidad


Los bebés no se reconocen en fotos ni en el espejo. La identidad, la autoconciencia emerge gradualmente asociado al desarrollo cognitivo y aparece entre los 12 y los 15 meses. Surge el concepto de sí mismo que en un principio se basa en los atributos físicos personales, los intereses y los patrones conductuales para posteriormente basarse en rasgos de personalidad. En torno a los dos años los niños demuestran ser conscientes de sus habilidades ya que lloran al no poder realizar tareas difíciles. Antes de los dos años ya usan su nombre para hacer alusión a sus necesidades y deseos. Se desarrolla un temprano sentido de la propiedad.


El sentido del yo, la identidad, son necesarios para que aparezca después la empatía hacia las otras personas. Aunque por otra parte también podemos considerar que el yo proviene de la relación con los otros. Lo que piensan los demás sobre el niño va siendo incorporado a su identidad personal y va moldeando su conducta. La comprensión psicológica de sí y de los demás es limitada, es simple en los primeros años. Las teorías de la mente son las explicaciones que usan los niños para entender cómo piensan los demás (en torno a los 5 años). En un inicio ven a los demás como servidores antes sus demandas. Posteriormente van incorporando la idea de que los seres humanos tienen intenciones. La empatía se desarrollará en torno a los dos años y les permitirá ponerse en el lugar de los demás para poder entenderles mejor.

Se produce una evolución desde la tozudez, la visión egocéntrica y las exigencias con los demás hacia la negociación y las concesiones en las negociaciones. En general los niños tienen una autovaloración positiva. Se creen capaces de todo y que todo lo hacen bien. Esta valoración es fundamental para potenciar la iniciativa y las conductas de experimentación necesarias para el aprendizaje y el desarrollo personal. Al ir creciendo van asumiendo nuevas tareas y a la vez se sienten culpables ante los fracasos. (Desarrollo psicosocial de Erikson). La identidad está muy vinculada a la pertenencia a una cultura que abarca aspectos como la raza, el género, el estilo individualista o colectivo de esa sociedad.